10 de diciembre de 2014

Atrapados en la nostalgia...

Una de las definiciones que la Real Academia de la Lengua Española da sobre la nostalgia es esta:

- Tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida.

Pero yo creo que la nostalgia es algo más...

A menudo la nostalgia es como una espesa niebla en la que nos adentramos y de la que puede resultarnos imposible escapar. Como si fuera un gigantesco pulpo que nos hubiera atrapado con sus tentáculos y que nos mantiene unidos a ella aún en contra de nuestra voluntad.

O quizás no tan en contra, porque dejarse atrapar por la nostalgia tiene algo de hermoso también. La nostalgia puede llegar a ser adictiva y por eso a veces permitimos que nos siga manteniendo atrapados en lo más profundo de ella, aun siendo conscientes de que no es lo mejor para nosotros.

Sentimos nostalgia por miles de cosas a lo largo de nuestra vida: nostalgia de aquellos que una vez formaron parte de ella y que ya desaparecieron para siempre... Nostalgia de momentos vividos, no siempre mejores que los actuales, pero que a veces añoramos... Nostalgia de la infancia, de la juventud perdida, de la inconsciencia de lo primeros años y nostalgia también por lo no vivido.

Quizás ésta sea la peor de las nostalgias, porque no hay nada más aniquilador que sentir nostalgia por algo que jamás hemos tenido y que sabemos a ciencia cierta que jamás tendremos.

Aunque quizás eso ya no sea nostalgia sino otra cosa...



No hay comentarios:

Publicar un comentario